El desastre de BANELCO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El desastre de BANELCO

Mensaje  Peter Schoenau el Lun Ago 04, 2008 5:37 am

El desastre de BANELCO

El desastre de BANELCO empezó un jueves. Era un jueves gris de invierno. Era un día frió, precisamente un día de invierno, como acabo de mencionar. Pero mi humor era normal, quiero decir no negativo sino positivo, no pesimista sino optimista. Hasta que ingresé en el Banco más cerca de mi casa para sacar alguna plata del cajero automático, que de verdad ya en el pasado me había demostrado algunos vicios, pero nunca duraderos, como fallas técnicas o prioridades que no coincidían con mis necesidades, por ejemplo al fin del mes cuando el estado primero y las empresas después pagan a sus fieles empleados y trabajadores sus más o menos suntuosos sueldos y salarios y cuando la gente hace cola ante los cajeros automáticos para sacar plata. En esos días a los bancos muchas veces escasea la plata y, pensando que sea más urgente atender primero la propia gente, bloquean la salida de billetes para los malditos turistas y otros seres extranjeros.
Pero este jueves no era uno de esos días y no tenia ningún motivo para no fiarme de la buena voluntad de la normalmente generosa máquina (claro, en función del balance de mi cuenta, porque no se puede exigir demasiado de un mecanismo cuya rentabilidad se basa en la gestión de la plata de los otros).
Entonces empecé la operación, introduje mi tarjeta de débito, entré mi número secreto y apreté las otras teclas necesarias para que la máquina esputara los tan deseados billetes. Me puse nervioso primero cuando no se escuchó ese típico ruido del cajero automático contando la plata y algunos instantes más tarde fue grande mi desconsuelo al ver un mensaje que parecía de otro mundo:
Ha seleccionado una operación o una cuenta no válida.
Desconcertado repetí la operación varias veces, pero el resultado no cambió, tampoco cuando intenté la misma operación en tres otros bancos.
Finalmente regresé a casa y conté el efectivo que me quedaba. Bueno, por lo menos alcanzaría para los próximos días.
Entonces mandé una mail a mi banco y pedí explicaciones, si hubiera tales. Pero el gerente me contestó que todo era un enigma y obviamente las cosas en la Argentina andaban mal. Pero aun así sabía que había rumores de una pelea entre BANELCO, esa sociedad que maneja en el país el tráfico de las cartas de débito y de crédito, y Visa y Mastercard. Decidí que esa no era una información que me tranquilizó mucho.

Esperando que todo eso hubiera sido sólo una pesadilla que desaparece cuando se despierta esperé la llegada del próximo día, y después de haberme fortalecido con un café con leche y tres media lunas estaba de nuevo en camino al banco. Casi convencido de que todo regresaría a la normalidad, introduje mi tarjeta, cliqué en varias teclas y esperé.
Pero no tuve suerte, en la pantalla apareció otra vez el atormentador mensaje:
Ha seleccionado una operación o una cuenta no válida.
Ya que la computadora me preguntó si quería hacer una otra operación, la repetí varias veces, pero siempre con el mismo resultado.
Más desesperado que nunca regresé a casa. Conté mi plata y pensé en los días de una estricta dieta que me esperaban, sin carne, sin vino, sólo con frutas y (quizás) algún sándwich.

Ya con poca confianza en mi suerte, en la divina providencia o probablemente más acertado en el fin de las medidas extorsionistas recíprocas de unas empresas codiciosas vi amanecer el tercer día de mi desgracia. Ni la lectura del diario, ni el café con leche acompañado por tres media lunas contribuyeron a una mejora de mi ánimo. Finalmente pagué y me encontré de nuevo en camino al banco. Ya no tuve mucha esperanza que el estado de las cosas hubiera cambiado, bueno, pero como se dice, es exactamente la esperanza lo último que se muere. Empero hubo una sorpresa, el mensaje en la pantalla que de todos modos confirmó de nuevo mi derrota fue otro. Me explicó que había superado mi límite diario, que no era verdad, pero en ese momento mentira o verdad me importaban poco, lo que importaba que también esta vez no conseguí sacar plata de la máquina.

Con todas esas visitas en el banco me había fijado en un escrito en la pantalla, un aviso de BANELCO con un número de teléfono que uno debiera llamar si surgiera algún problema con sus extracciones de plata del cajero.
De vuelta a casa, marqué ese número, me contestó una voz femenina tipo Callcenter. Yo expliqué mi problema. Apenas terminado mi queja, la señora se apuró de declarar su completa inocencia por mis aprietes afirmando que su sociedad BANELCO se ocupara sólo de las tarjetas de débito y crédito nacionales y que por eso mi problema era un problema del banco emisor en el extranjero.
Tenía una voz de grabadora, repetía parafraseando siempre esa misma declaración de completa extrañeza de mi problema.
Finalmente perdí los estribos y le dije: "Disculpe, no soy un tonto, imbécil o idiota. Usted es una mentirosa. Sabemos que su empresa es una parte interesada en todo ese negocio ya que tiene contratos con las empresas emisoras de las tarjetas, como por ejemplo Maestro y Mastercard.", y colgué el teléfono

Hoy es el cuarto día de mi miseria, estoy de nuevo en camino al banco.
Comienzo el procedimiento ya conocido por demás. Pero, qué sorpresa, hay un nuevo mensaje en la pantalla del cajero automático, aunque en fin de cuentas engañosa porque no cambia nada. Dice:
Su red momentáneamente no está disponible.
Lamentablemente no tengo el tiempo de poner la computadora a la prueba, instalar una carpa en el atril y esperar que milagrosamente comience a erogar la plata que demandé.
Pues ya compré un boleto aéreo para regresar a Europa. Mi vuelo de Air France saldrá hoy por la tarde de Ezeiza.
¿Como pagué el boleto? Empeñé mi Rolex, sí, así lo pagué.

Peter Schoenau

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 02/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El desastre de BANELCO

Mensaje  Isa el Vie Sep 12, 2008 9:41 pm

jajajajajjaja XD

Isa

Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 09/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.