DESPEDIDA DE GRACIELA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DESPEDIDA DE GRACIELA

Mensaje  Alejandra Correas Vázquez el Vie Oct 23, 2009 7:10 am

- D e s p e d i d a de G r a c i e l a
................................................


Profundo y enmarañado como el silencio del monte, era aquel atardecer perfumando de aromas salvajes. De cada mata, de cada ramaje adornado de dedos espinosos, surgía la melancolía con su sonora presencia de ranas y chicharras.

Era mi último día. La partida puede significar un manojo de flores luminosas o un manojo de flores espinosas. Todas se dan en el monte, con su fragancia cautivante, con su misterio eterno de lujuria natural, como los dioses olvidados que rigieron milenariamente, los destinos de nuestras sierras.

Entonces éramos todos parte del monte. Tú, Gabriel, yo Graciela, el Abuelo ... y los múltiples primos. Era aquel tiempo cuando para mí, la magnificencia de los talas erguidos sobre las rocas, relatábanme leyendas de un mundo vivo y cercano. De un escenario de magia inagotable que golpeaba sobre los vidrios de mi ventana, en las noches tormentosas, cubriendo de relámpagos las sierras.

Era el inmenso panorama donde pervivían los fantasmas de aquella eternidad, que a través de las rocas incrustadas en las laderas, invocaban los nombres perdidos de sus antiguos dueños y habitantes nativos de estirpe india.

Eran los tiempos en que el arroyo manso y cristalino, escondía bajo una sonrisa enigmática, sus amenazas de crecientes. La fuerza oculta y terrible que arrastraba a su paso por los valles en forma incontenible el ganado, las piedras, los cercos, las pircas, la vida ...Débil como un hilo de plata, serpenteado de collares parduscos, en su lecho de piedrecillas inocentes, rota su energía del verano y en aquella melancolía de marzo, que anuncia ya la aridez de la sierra invernal... el arroyo gimió, doloroso, impotente, ante mi partida.

Yo conocía esa voz. Su resonancia y su ritmo. Pero no comprendí el mensaje.



—¡Quédate Graciela!— me imploró —Si hoy partes ya no volverás al monte, ni oirás más este coro nocturno de coyuyos arrullando tus sueños.

¡Pero yo su reclamo ya no lo oía!

..................................
Alejandra Correas Vázquez
.................................

Alejandra Correas Vázquez

Cantidad de envíos : 91
Fecha de inscripción : 17/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.