El buen comer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El buen comer

Mensaje  MIRIAMGLA el Sáb Ago 04, 2012 7:40 pm


EL BUEN COMER


Estaba sentado sobre el sillón de la sala, frente al televisor, ido completamente, desconectado del mundo, se quedo así un buen rato.

Acababa de enterrar a su ser amado, no sabía que hacer de ahora en más.

Su vida con ella era bastante organizada, digamos un poco rutinaria, rutina que para ellos no era algo que les molestaba. Tenían su programa favorito para ver en la noche, cenar juntos era un placer, se relajaban y compartían los gustos por la buena comida, ya que eran de una buena contextura corporal sus cenas eran bastante abundantes.

Ahora se había quedado solo, como llenar ese vacío que sentía sin su compañera.

Esa noche fue a la cocina pero no pudo cenar, así que salio y fue a un restaurante que había en la esquina y se dispuso a comer allí, al menos no estaría solo.

Comenzó a observar a los comensales que estaban en el lugar, todos estaban acompañados, desvió la vista y miro hacia el frente y su silla por supuesto estaba vacía, se sintió verdaderamente deprimido, pero eso no le quitó el apetito.

Luego de una semana de duelo, tuvo que ir a trabajar, allí todos lo saludaban y algunos compañeros le daban el pésame. Después de cumplir con sus horas de trabajo, se retiro a su domicilio, paso por el Súper y compro algunas cosas para la cena, impulsivamente compro de todo desde fiambres hasta verduras, carnes y helados. Entro a su casa y solo encontró silencio, se había olvidado que de ahora en mas estaría solo, ¡ pero que tonto para que compre tanta comida! Se dijo.

Dejo todo sobre la mesada y salio de su casa llorando.
Camino unas cuantas cuadras y entro a un bar, se sentó y pidió un jugo y empezó a observar a la gente que estaba allí, en una mesa había una mujer, le llamo la atención porque era demasiado delgada y tenía un aspecto desprolijo.











Se la quedo mirando y se acordó de toda la comida que había comprado y si invitaría a esta mujer a cenar a su casa, pero de inmediato reaccionó y se dijo que no, es una mujer desconocida y hacia poco que había enviudado, rechazo de inmediato lo que estaba pensando.

Volvió a su casa, guardo todo lo que había comprado en el Super, luego se hizo un sándwich de pollo, tomate y lechuga con mahonesa, un buen vaso de gaseosa y se dispuso a mirar un programa en la tele, mientras degustaba su cena. Esa noche tubo muchas pesadillas, despertó varias veces en la noche, abrazando la almohada de ella y lloraba como un niño desconsoladamente.

Unas de las veces en que se despertó por la madrugada, llego a darle piñas a la pared, lastimándose los nudillos de las manos, quedando agitadísimo.

Al día siguiente como siempre salió de su trabajo, pero esta ves no paso por el Súper, se fue directamente al bar. Se pidió algo fuerte y empezó a observar a la gente como el día anterior y ahí estaba de nuevo la mujer delgada, sola y con rostro deprimido, él la miró y la saludó con un gesto, ella se quedo mirándolo, llamo a la moza y le dijo que le sirviera algo a la mujer.

La moza le sirvió un café y después de tomarlo, ella rápidamente se le acerco, agradeciéndole, en ese momento el aprovechó la ocasión y la invitó a sentarse con él. Se pusieron a conversar, el le contó sobre su vida y su pérdida y ella de la suya, estaban los dos prácticamente solos. Al final la invitó a cenar a su casa y ella aceptó. Llegaron y el empiezó a cocinar, mientras que ella le daba charla y observando perpleja todo lo que tenía en la heladera. El preparó pollo al horno con papas, batatas, ensalada de verduras, abrió un vino, sacó jugo y gaseosas. Ella lo ayudó poniendo la mesa, y deslumbrada de tanta comida, pues hacia una semana que apenas probaba bocado, pues se había quedado sin trabajo y apenas podía pagar la pensión en la que vivía.

Mientras cenaban, charlaban y el interrumpiendola le dice -hay que terminar todo, mira que yo no desperdicio nada- ella lo miró, ya estaba satisfecha y no quería probar nada mas pese a que todavía quedaba casi un cuarto de pollo y toda la ensalada.
Ella dice – No gracias estoy satisfecha no me entra nada mas-
El dice – No, no, no tienes que comerte todo y después vamos a ver un poco de tele hay un programa especial que te va a encantar.





Ella dice - No, gracias, creo que me tengo que ir- En eso ella se levanta de la mesa, el da un golpe en la mesa y le grita que no, va hacia ella y con un pedazo de pollo en una mano, con la otra la agarra la cabeza y le crispa el pollo por la boca y se lo refriega por toda la cara, ella trata de gritar y zafarse pero es imposible.

Empieza un día nuevo. Se levanta y va para la cocina, desayuna y se viste para ir al trabajo. En la cocina no quedaba nada de la cena de la noche anterior, todo se había comido, la cocina estaba impecable de limpia.

En la sala estaba la mujer delgada frente al televisor, fría y su color era algo azulado, estaba muerta, la había asfixiado con la comida.

El como todos los días se va a trabajar, olvidándose de la mujer sentada en la sala.

Al atardecer vuelve a su casa, cuando entra va hacia la sala y ve a la mujer todavía sobre el sillón y le dice - tu no eres como mi amor, ella si comía todo y nada dejaba, era una mujer muy fuerte-.

La levanta y la lleva al fondo de la casa, había un parquecito con un buen pino, agarra una pala, hace un hoyo y ahí la mete.

Vuelve adentro y se siente solo nuevamente, así que se va a comer al restaurante que esta en la esquina.
Se sienta y pide el menú, mientras mira la carta, ojea a la gente que esta en el restaurante, mientras ve a una mujer comiendo sola, la observa toda la velada hasta que esta se retira, por suerte para la dama, a el todavía le faltaba el postre.

Al día siguiente en el trabajo, le pasan una llamada de la funeraria, tenia que ir a firmar unos papeles. Así que al salir del trabajo se dirige a ser su trámite.

Llega a la funeraria y le dan la partida de defunción de su mujer, que todavía no habia retirado. El empleado de la funeraria lo saluda y le da sus condolencias, mientras que este sostiene el papel en la mano le da una leída y decía, los datos de la muerta y las causas de su muerte. PARO RESPIRATORIO POR AFIXIA.


MEG.












MIRIAMGLA

Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 21/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.